El Gobierno dispuso fondos por más de $53 millones para apoyar a la totalidad de los pescadores artesanales afectados por las marejadas que se registraron en la zona central, a comienzos de junio.