En las últimas décadas, los avances en las tecnologías genéticas han creado herramientas poderosas y eficientes.