El incidente en la rampa del terminal Tres Puentes significó la pérdida de aproximadamente 700 salmones, además de agua-sangre.