Representantes de trabajadores embarcados acusan que el Ministerio de Economía, Sernapesca y Subpesca no han hecho lo necesario para investigar la pesca ilegal del recurso Merluza común.