Programa de recuperación articulado por ASIPES ha permitido transformar 600 mil tapabocas en utensilios domésticos.