Experiencia inédita en el país permitirá el reciclaje de los residuos plásticos no peligrosos que se generan en las unidades de Talcahuano, Coronel y Tomé.