Iniciativa se enmarca en el programa que la empresa St. Andrews mantiene con la comunidad de forma voluntaria.