Alrededor de 15% aumentaron los envíos chilenos de salmón coho durante el 2020 y, en los últimos años, hemos observado como la industria ha ido incrementando su participación en esta especie. Así, cobra aún más valor el rendimiento y eficiencia de este salmónido en la producción de proteína para consumo humano.