Publicado en Reviews in Aquaculture, el estudio, que se realizó en colaboración con el Instituto de Investigación Marina y la Universidad de Melbourne, arrojó luces sobre los posibles beneficios de producción y los desafíos del uso de jaulas sumergidas para el cultivo de algunas especies de peces.