Bacteria se localiza en diferentes órganos, produciendo una necrosis localizada, con escasa respuesta inflamatoria.