Los pasillos de las balsas de cultivo fabricadas por Walbusch S.A. superaron las primeras pruebas de esfuerzos estructurales correspondientes a más de 50 toneladas.