La opción se impuso con el 61,86% de los votos escrutados, una diferencia que superó las proyecciones de todas las encuestas.