Según el estudio, el cultivo salmón y trucha utilizan una menor cantidad de tierra y agua en comparación a otras especies cultivadas.