Actores públicos y privados, junto a la academia, siguen avanzando en delinear las brechas y desafíos de un sector que convive con el mar.