Solución a base de algas es una fuente alternativa de omega-3 EPA y DHA para alimentos marinos, lo que permite reducir la pesca, mejorar los valores nutricionales de los productos y preservar la biodiversidad marina para el consumo humano.