En el libro, SalmonChile planteó que la Región de Los Lagos tiene potencial instalado para convertirse en capital mundial de la acuicultura.