Estos mayores precios compensaron impacto de los menores volúmenes de cosechas, que alcanzaron las 8.108 toneladas WFE.