ProChile destacó que principales mercados para productos regionales fueron Estados Unidos, Japón y Brasil.